Impulsamos el Compliance en el área de Compras

¿Puede el compliance ayudar a una compra responsable?

Sobre este tema giró el evento celebrado el pasado 22 de noviembre en Barcelona y organizado por IQS Executive Education y el grupo CTAIMA “Compliance y compras”. La jornada fue dirigida por Enric Almiñana, director de compras globales en Abba Group, y contaba como ponentes con Margarita Crous, socia fundadora en Crous Associats Advocats i Economistes y Profesora de Executive Máster en Compras (MIP) de IQS Executive Education, José Jurado Beato, Jefe de compras en General Óptica, y Antonio Lucas, Compras globales en Naturgy.

Tras la bienvenida a los asistentes a cargo de Lluís Miravitlles, director de IQS Executive Education, y de Carmen Alegría, Product Manager área Legal & Compliance en CTAIMA, Margarita Crous ha iniciado la jornada con una explicación del compliance genérico y su componente legal. “Ante cualquier delito que se pueda prever, hay que poner medidas para prevenirlo”, dijo en su intervención.

El compliance hoy en día en las empresas españolas

El debate ha girado en torno a la experiencia real de los ponentes en el compliance y del valor que tiene dentro de las empresas y, específicamente, en el área de compras de cada una de ellas.

Al inicio del mismo, entre los tres ponentes se ha definido el compliance como el desarrollo y seguimiento de protocolos que eviten cometer un delito y “cómo afecta el código penal en las actividades de la empresa”, tal y como ha definido Antonio Lucas. También incluye, en una segunda vertiente, “todo aquello que se quiera exigir dentro de la empresa, como manuales éticos, normas, buenas prácticas, etc”, como ha puntualizado Margarita Crous.

Compliance, una forma de ofrecer valor añadido

José Jurado ha defendido cómo el compliance puede ofrecer valor añadido adelantándose a normas que serán de próximo cumplimiento. Como ejemplo, nombró la futura prohibición del plástico de un solo uso que la UE espera aprobar el próximo 2021, ante la cual las empresas pueden desarrollar desde ya mismo sus protocolos avanzándose a la normativa. Por otro lado, el compliance “consolida el modelo de gestión del departamento de compras” y es un aliado “en generar valor y rigurosidad”, según afirmó en sus intervenciones.

Control de los proveedores

Antonio Lucas ha desvelado el método que utilizan las grandes empresas para clasificar, en función del riesgo, a sus proveedores. De esta forma “en base al riesgo de cada categoría, se establecen medidas de diferente grado para cada uno de ellos”.

En el caso de encontrarse con un proveedor crítico, “podemos contar con consultorías externas y exigir la adaptación a las reglas de la empresa”, tal y como dijo José Jurado.

Los beneficios del compliance

Durante la jornada se ha visto que existen múltiples beneficios de la aplicación de protocolos compliance. Entre ellos destacan la disminución del coste en seguros; la oportunidad de generar valor a la empresa y al área de compras; un aumento del valor de la compañía; ventajas en licitaciones o subvenciones tanto públicas como privadas; y la fidelización de trabajadores, además de ser una aportación positiva a la sociedad.

La figura del compliance es básica “porque teniendo un cuadro de mando, puede velar por los intereses de la compañía”, ha dicho José Jurado.

Un coloquio con alta participación de los asistentes

Durante todo el coloquio se ha contado con la participación de los asistentes, que hicieron hacer llegar sus comentarios y cuestiones mediante sus teléfonos móviles, y que fueron resueltas por los ponentes en directo.


Contacto
  • Via Augusta, 390, 08017
    Barcelona, España
  • +34 932 672 008
  • De lunes a jueves de
    9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00
    (viernes hasta las 16:30)
© 2019 IQS EXECUTIVE | AVISO LEGAL