Diseño gráfico, el lenguaje visual del packaging

13-06-2019

El packaging como factor de éxito en punto de venta

Un, dos, tres, cuatro, cinco y seis segundos. Este es el tiempo que separa el éxito del fracaso de un producto en el punto de venta. En estos seis segundos tenemos que seducir al consumidor para que compre nuestro producto, y el diseño del packaging tiene como objetivo hacerlo posible.

El packaging es el primer impacto que el consumidor recibe de un producto y esto lo convierte en el principal canal de comunicación que tienen las marcas para comunicarse con el consumidor.

Según un estudio de Nielsen, el packaging influye a más del 40% de los consumidores a la hora de comprar un producto. Por ello, el envase o packaging se convierte en una de las mejores herramientas de marketing que existen.

¿Qué es packaging?

Antes de exponer el rol del diseño gráfico, me gustaría precisar que entendemos por packaging.

Se podría decir que packaging es la ciencia, el arte y la tecnología de envasar y proteger los productos para su distribución, almacenaje, venta y uso final por parte del cliente. Tiene como objetivo principal atraer la atención de los clientes, facilitar la decisión de compra y fidelizar la marca.

Cabe resaltar que el packaging de un producto es el único elemento de marketing que se “cuela” en nuestros hogares, que está presente en el momento de consumirlo y se queda con el consumidor hasta que el producto se acaba.

El diseño gráfico de un envase es muchísimo más que una simple decoración estética ya que tiene la misión de comunicar y establecer un diálogo entre la marca y el potencial consumidor del producto.

Objetivos del packaging de producto

Este packaging deberá cumplir cuatro exigencias fundamentales:

1.       Informar. La información referente al producto debe aparecer de manera clara y legible.

2.       Diferenciar. La identidad visual del packaging tiene que hacer que nuestro producto sea único.

3.       Ilusionar. Crear la ilusión de que en el interior del packaging vamos a encontrar el producto ideal.

4.       Provocar. Ante propuestas similares el packaging más provocativo siempre tendrá más posibilidades de conectar con el consumidor.

Los recursos gráficos, como en muchas otras modas, están sujetos a las tendencias. Esto obliga a los diseñadores y a las marcas a estar siempre al día de las tendencias en diseño y conocer los nuevos hábitos del consumidor. Diseño y funcionalidad deben estar siempre a la orden del día.

Buscar la sencillez en el diseño gráfico, reduciendo los elementos a su forma más simple siempre es desafiante, pero acaba siendo gratificante para el consumidor. Ya que ayuda a la rápida comprensión del producto y a identificar inmediatamente lo que buscamos al consultar un packaging.

Más allá de informar del producto, el diseño gráfico o identidad visual de un packaging tiene el poder de convertir un envase estándar en un producto único y deseado.

(Puedes continuar leyendo el artículo aquí)

Artículo por Vicenç Marco, profesor del Master en Packaging Management


ÚLTIMOS POST DEL BLOG

Calendario Aulas Técnicas 2019-2020
Oferta formativa Curso 2019-2020

Contacto
  • Via Augusta, 390, 08017
    Barcelona, España
  • +34 932 672 008
  • De lunes a jueves de
    9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00
    (viernes hasta las 16:30)
© 2019 IQS EXECUTIVE | AVISO LEGAL