Los 10 Mandamientos de Bertrand Russell (para compradores) ‑ Parte I

31-08-2018

El galés Bertrand Russell fue uno de los grandes pensadores y filósofos más influyentes del siglo XX.

Uno de sus escritos más conocidos es “The best answer to fanaticism: Liberalism”, que publicó el The New York Times en 1951. Este artículo, que podría resumir en buena medida su línea de pensamiento y su obra, incluía lo que el propio Russell denominó como “Los 10 Mandamientos”: diez ideas que invitaban a encontrar la razón a través del escepticismo.

Este decálogo (que empieza muy socrático), está compuesto por 10 reflexiones aplicables a todos los aspectos de la vida y no he podido evitar preguntarme: ¿de qué manera afecta cada uno de esos diez mandamientos a la función de compras? Ya que (de momento) compras no dispone de un código deontológico, ¿acaso no podrían ser estos “Los 10 Mandamientos del Comprador Moderno?”:

1. No estés absolutamente seguro de nada.

Un buen comprador no puede dar nada por hecho. Frases similares a “es imposible mejorar esta categoría” deberían estar prohibidas. Siempre existe margen de mejora pero para lograr mejorar es indispensable dudar de todo. Estar atento al mercado y el networking son excelentes formas de detectar mejoras.

2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

Seamos transparentes con proveedores, compañeros, jefes y el cliente interno. Compartamos la información, documentemos todos nuestros procesos y nunca vayamos con mentiras o faroles a una negociación o a la hora de realizar una propuesta. El mercado es mucho más pequeño de lo que parece y al final todo se sabe. Y cuando uno no actúa de forma correcta corre el riesgo de perder el principal activo del comprador: la credibilidad. Y no hay ni ahorro ni mejora que lo compense.

3. Nunca intentes oponerte al raciocino, pues seguramente lo conseguirás.

Innovemos y estemos abiertos al cambio. La razón debería ser una constante en el desempeño de nuestra profesión y la razón va estrechamente ligada al progreso. La función de compras está evolucionando (positivamente) a marchas forzadas y tratar de resistirse es inútil. Cuando los cambios se suceden tan rápido como en la época que estamos viviendo, corremos el riesgo de quedarnos fuera si nos cerramos al progreso. Un comprador que quiera crecer personal y profesionalmente debe acercarse de forma proactiva a la formación, las nuevas tecnologías y nuevos métodos (razón) y renunciar al “esto se ha hecho siempre así” (mística).

4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu familia, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.

La objetividad como bandera y soft skills como defensa. En el día a día vamos a vernos involucrados en infinidad de conflictos: jefes, compañeros, clientes, proveedores… (“familia”)

El liderazgo no es cuestión de jerarquía. Por eso, tanto si el conflicto surge con nuestros homólogos, subalternos o superiores, proveedores estratégicos o explotables; la premisa es la misma: la única forma de salir airosos es mediante la razón: argumentos sólidos y trabajados, datos objetivos y contrastados, nuestro ejemplo y buenos niveles de inteligencia intrapersonal e interpersonal. Tanto si estamos en posición de ventaja o superioridad como si estamos en desventaja, tan solo la razón (datos, datos y más datos) y el ejemplo nos ayudarán a equilibrar fuerzas en una discusión o negociación. Solo así, cualquier acuerdo alcanzado, será respetado y sostenible.

5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.

Evitemos la zona de confort. Hacer las cosas “porque me lo dice mi jefe” o “porque así se han hecho siempre” es un planteamiento cómodo. Este no pretende ser un llamamiento a la anarquía, pero ¿si tenemos un planteamiento distinto, incluso disruptivo, por qué no vamos a desarrollarlo, presentarlo y defenderlo? En ese sentido, una pizca de rebeldía puede ser muy productiva para las empresas. Al final, si hacemos planteamientos 3R: respetuosos, rigurosos y razonables; podremos estar orgullosos de nuestro trabajo. Un buen líder sabrá apreciar que se cuestionen paradigmas y que las cosas no se hagan de la misma manera una y otra vez. Si no es así, tal vez sea momento de cambiar de empresa.

Hasta aquí la primera parte. Para leer la segunda entrega con los 5 mandamientos de Bertrand Russell explicados desde la perspectiva de la función de compras haz click aquí.

Artículo por Jairo Ramos, Alumni MIP de la promoción 2016-17


ÚLTIMOS POST DEL BLOG

Oferta formativa Curso 2018-2019

Contacto
  • Via Augusta, 390, 08017
    Barcelona, España
  • +34 932 672 008
  • De lunes a jueves de
    9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00
    (viernes hasta las 16:30)
© 2019 IQS EXECUTIVE | AVISO LEGAL